martes, 10 de mayo de 2011

Pollo campante y yo también



Parece que el caso Portillo tiene conmocionada moralmente a la opinión pública. ¿Qué es lo extraño? ¿No vivimos acaso en un estado fallido? Portillo es uno entre los cientos o miles de ladrones y asesinos que campean en Guatemala. Y pertenece al gremio de los que tienen dinero suficiente y las influencias necesarias para salir libre. No es Juan Pérez robando una gallina. No es un don nadie sin recursos para defenderse. Es por si lo olvidaron, el asesino confeso y convicto que fue elegido por los guatemaltecos para ser presidente de este país. Y por lo visto, su habilidad para escapar de la justicia sigue intacta. Ya quisiera yo verlo encerrado y que devolviera el dinero. Pero también me gustaría ver a los otros en la cárcel, a los de todos los gobiernos y partidos políticos, a alcaldes, ministros, secretarias, asesores, a todos los que han hecho de Guate su alcancía. Pero aquí no pasa nada. Va también para afuera Giammattei con sus muertos a cuestas, embajador de las ejecuciones extrajudiciales en el mundo ¡Predecible y triste fauna política! Para mí no hay diferencia entre Portillo y Arzú, entre Colom y Berger. Los políticos en Guate me recuerdan al concurso de Miss Universo, un montón de cerebros siliconeados que sólo quieren ganar popularidad.
Así que ya tengo clara mi posición en las próximas elecciones. Yo no voy a votar, ni siquiera nulo. Mientras no exista cárcel por no hacerlo, no me moveré de mi casa ese día. Y si salgo es a comerme un helado o a trabajar. No me creo el cuento de que otros decidirán por mí y que entonces pierdo el derecho a reclamar. He votado desde el día que pude. He votado pensado y variado. Y no hay diferencia, todos los candidatos son perversos. Me da igual, si queda Sandra, Caballero, Súger o cabeza dura. Me da igual si Portillo se tira de vicepresidente de Zury o si lo postulan por el Barca, el Madrid o Los Rojos. Mi vida en el pueblo sigue igual. Desde mi trinchera y mi hamaca tengo que vivir con este sistema y cambiarlo desde mi perspectiva, con mi trabajo diario, con mi voz y mi palabra, con mis ideas. No me creo el juego de la democracia de cartón. Mi lucha va por otro lado.

(Columna Lucha Libre publicada en elPeriódico el miércoles 11 de mayo del 2011).

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Portillo ha sido el mejor presidente del país. Tonta.

Quique Lee (José Enrique Martínez Lee) dijo...

No sos la única que lo piensa, muchos con los que he hablado no tienen ganas de votar. El otro día hablando con la señora que llega a hacer la limpieza a la casa ella dijo lo mismo, que ella siempre sigue igual, que no mejora, que siempre está mal independientemente de quien quede. Yo si no actualizo mis datos de empadronamiento también haré lo mismo, pero todavía tengo la esperanza de creer en alguien. Pero hasta entonces tocará seguir presenciando este circo de elecciones digno de Fellini.

Anónimo dijo...

Tenés razón. Tan sospechoso además que Giammatei salga despuecito que el pollo ronco. Algún arreglo tras bambalinas? Sin lugar a dudas pues en este país de mierda, que se merece los políticos que tiene, todo puede pasar.
Lo único que me complace de la noticia del Pollo, es que hijos de la gran puta como Dionisio Gutierrez o Mario Fuentes Destarac están cagando aguado estos días. Hahahahahaha

Manu dijo...

Yo si voy a votar. No encuentro el beneficio para mi ni para nadie en no hacerlo, en cambio encuentro un casi imperceptible beneficio en hacerlo: expresarme, simplemente.

Al siguiente día seré un número en la estadística pero allí estará mi opinión, de lo contrario seguiré estando en la estadística pero en la columna de "No Sabe/No responde" que es como se traduce el abstencionismo (no en ilegitimidad, eso es una novela nada más).
Yo voy a votar por el partido que me parezca mejor, por su visión, y todavía no estoy seguro si voy a anular el de presidente/vicepresidente pero si estoy seguro que por alguien votaré para el congreso que me parece lo más importante. En la del Parlacen voy a escribir: ¡HUEVONES! y en el de alcalde todavía no se.

Quedarme es lo mejor que puedo hacer para los que tienen el sartén por el mango en este mísero país; es mantener el status quo, es resignarme, y, aunque sea por orgullo siento la necesidad de expresarme. Así que voy a votar y ya.

Lucha dijo...

Pues yo los años anteriores también he puesto en lo de PARLACEN: Huevones...!!! jejeje Solo por eso y por hacerle bigotes a algunos, ya me están dando ganas de ir a votar jejeej...

Gustavo dijo...

Yo tampoco voy a votar, quizas es hora de desempolvar los fusiles como en los paises arabes que buscan un cambio total de sus instituciones. Mis respetos a su persona.

GS.




De plano no estoy de acuerdo con la absolución del Portillo y sus secuaces, todo nuestro sistema de justicia es corrupto y seguro se venden a quien posee tantos millones mal habidos, podemos ver que la CICIJ tambien emitio fallo equivocado en el caso Rosenberg y fabrican unas grandes películas para excusar a los delincuentes. Hoy en los juzgados el bien siempre es derrotado y me duele la condena de Giammattei y compañeros a ellos no les hacen películas donde son los buenos. Sera que somos un pueblo castrado y por no reaccionar ellos hacen lo que quieren y nos dan pajas, me pregunto con tantas pruebas evidencias y testigos creen que les vamos a creer que los Q. 120,000.000.00 se evaporaron. Estoy muy molesto y en este dia les saco toda la madre a los jueces y a esos tribunales de m. ESPERO UNA FURIOZA REACCION DEL BIEN.

Gustavo Sanchez

Anónimo dijo...

Estimada Lucia.

La felicito por el articulo Pollo campante y yo tambien. Por decir exactamente lo que pensamos los guatemaltecos que aun contamos con tres dedos de frente.

Slds

Luis Marin

Tu padre. dijo...

Lucía: Es frustante ver que a tus treinta y pico, tu madurez se ha desarrollado muy lentamente. Hacerse a un lado y no participar es la peor medicina para nuestros males. Lo hicieron los políticos en Venezuela, no participaron en las elecciones últimas en su país y dejaron que Chávez se apoderara de todo el poder. Hay que aprender de la frase de Giammattei: "Los Buenos somos más", pero si nos apartamos dejamos que los malos nos manejen a su sabor y antojo.
Es bueno imitar a Hellen Mack que está luchando desde dentro del sistema, aprovechando las oportunidades que nos dejan. Estoy de acuerdo con Ninneth que hace participar a su hija en el Parlacen. ES de admirar a la Organización Sobrevivientes que lucha dentro del sistema. Hay muchos ejemplos a seguir, pero apartarse, ser nihilista no le hace ningún bien a Guatemala.

Liliana dijo...

Ya sabés que me gusta leerte. Yo me siento igual, y aunque he tratado de cambiar desde dentro, porque Tomás Gutiérrez Aléa también lo promovía... la mayor parte del tiempo es frustrante ver que todo sigue igual, sucio y corrupto. Hasta hoy no tengo siquiera DPI, solo una cédula vieja con un pequeño espacio indefinido que espera paciente por el sello que representa mi "participación" en este podrido sistema.

Alfonso Portillo dijo...

@Tu padre: Tenés razón, ustedes los buenos (para nada) son mayoría absoluta. Hahahahahaha.