miércoles, 4 de marzo de 2015

Ciclo de cine al exilio

No hay comentarios:
Durante cinco ediciones, el cineasta Uli Stelzner y un eficiente equipo de trabajo, organizaron la Muestra de Cine Internacional Memoria Verdad y Justicia en Guatemala, un espacio muy esperado, una ocasión única para vernos y entendernos en perspectiva con la mirada reposada que da el tiempo o a través del reflejo de países espejo. Hemos disfrutado documentales filmados en el país que nunca antes se habían exhibido aquí, hasta estrenos mundiales y sobre todo un cine de alta calidad con discurso y propuesta. De la muestra, también se agradece el espacio para el debate y la calidad de los comentaristas e invitados. Por eso, entristece que la sexta muestra Memoria, Verdad y Justicia se exilie por algunos hechos sucedidos en la edición pasada cuando tres películas de importancia político-cultural para Guatemala fueron retiradas a último momento por temor a posibles represalias. Otra película guatemalteca fue objeto de una fuerte presión por voceros de tres ministerios de Estado. Nunca para nosotros y para quienes exhibieron antes películas sociales, ha sido fácil sostener la independencia del programa y no doblegarse ante la censura y la adversidad, apunta Stelzner. Ahora la muestra se vuelve itinerante y tendrá lugar a finales de abril en Berlín, Alemania, donde Guatemala obtuvo su primer Oso de Plata hace poco. En junio formarán parte del Festival de Cine de Derechos Humanos en Buenos Aires, Argentina, con una sección propia; y a finales del 2015 estarán en un país centroamericano aún por definir. La idea es llamar la atención sobre Guatemala, su cine y su cada vez más, insoportable realidad.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Los perros y el hueso

No hay comentarios:
Los pronósticos dicen que el año 2015 será un año muy violento. ¿Cuánto más violentos podemos llegar a ser? Me aterroriza. Cómo “espiral de zopilotes, caracol de luto” profetizó Luis de Lion. Es que es año de elecciones, dicen. Y eso parece suficiente para justificar o explicar el desborde de sangre y tiros que se nos avecina. Más pilotos muertos, más descuartizados en bolsas, más ultimados a tiros, menos avances en justicia, menos casos resueltos en los tribunales, menos presos y condenados. Los que pueden viajar, huir, darse una vuelta, hacen maletas y se van. Pero la mayoría somos puro pueblo: los bueyes que halan la carreta, los peones que ponen los muertos, la mano de obra barata para levantar las cosechas, la clase media que ahorcan. Y además somos los que elegimos a nuestro siguiente victimario: los que votamos, los que ponemos a un militar en la silla presidencial o a un narcotraficante. Somos la masa idiota. Del otro lado, están los que participan activamente en “dirigir” las riendas del país. Esos que se comportan como perros atrás de un hueso. Los vemos perder cualquier rastro de dignidad con tal de ganar cierta popularidad. Son capaces de dejarse hacer un exorcismo público si eso les asegura votos, venderían a su madre y a sus hijos sí con ello consiguieran un contrato, un trabajo o una teta estado eterna en donde mamar hasta saciarse. El panorama es desolador. Queda intentar un último, inútil y quizá poético acto de rebeldía ciudadana. Queda el voto nulo cómo patada de ahogado, cómo ensayo de lucidez. (Columna públicada el 25 de febrero del 2015 en elPeriódico).

jueves, 19 de febrero de 2015

De pulmones colectivos

No hay comentarios:
La capital de Guatemala es una de las ciudades más grises, feas y contaminadas del mundo. Álvaro Arzú ha sido bastante inepto para tratar el tema ecológico. En tantos años frente a la Municipalidad, no ha resuelto los principales problemas de contaminación ambiental que afectan cada vez más a los capitalinos. Y no parece tener interés en hacerlo ya que acaba de autorizar la inminente destrucción del primer parque ecológico y deportivo de la ciudad, ubicado en el barranco de Cayalá, un pulmón verde que podría llegar a beneficiar a cerca de 500 mil capitalinos. La Empresa Grupo Terrum Desarrollos inició hace poco movimientos de tierra para la construcción de tres torres de apartamentos del Proyecto Acanto Cayalá adentro del barranco. Marco V. Cerezo, director de Fundaeco asegura en una carta pública al alcalde que el diseño actual tendrá efectos ambientales muy negativos, ya que la construcción se realizará en el mismo corazón del Cinturón Ecológico Metropolitano, CEM, destruyendo el corredor ecológico entre la calzada La Paz y el bulevar Rafael Landívar y sentará un pésimo precedente para la conservación ambiental en la capital. Esta organización ambiental solicita la conformación de una comisión técnica que investigue por qué se continúan dando licencias de construcción dentro de los pocos barrancos boscosos metropolitanos, los cuales son vitales para la recarga hídrica de los pozos de agua de la ciudad, para la producción de aire puro y para la recreación en un entorno natural, entre otros beneficios. ¿Será mucho pedir que los capitalinos se empiecen a preocupar por la calidad del aire y agua que consumen? (La lucha libre publicada el 18 de febrero del 2015 en elPeriódico).

martes, 10 de febrero de 2015

De Roma al revés

No hay comentarios:
Uno de los sentimientos más indescriptibles e increíbles que existe es el amor. Aunque pertenece al mundo de lo abstracto, es real y concreto. Es una fuerza invisible que mueve al mundo y que provee de más calor que la planta eléctrica más potente. Es pura energía limpia. Puede ser que la capacidad de enamorarse sea una característica intrínsecamente humana ya que nos gusta complicarnos la existencia. Pero, a pesar de la importancia del amor en nuestra vida diaria, no es un tema que se trate con seriedad, no se aprende en las escuelas a amar y son pocos los filósofos, científicos o académicos que investigan o escriben al respecto. Las librerías están llenas de revistas del corazón y de textos de autoayuda pero desde la perspectiva cursi. Hablan del amor como si fuera una extensión del poder: poder tener, retener, poseer, amarrar, cazar. Así, un tema transversal en la vida de cualquier humano queda aplastado bajo millones de corazones rosa, chocolates rosa, corazones de chocolate, y toda esa parafernalia desagradable y consumista. El amor se vuelve una exaltación a la vida en pareja, heterosexual y monógama. Nos enseñan que éste es el único amor respetable y válido. Y que la forma buena de amor va presidida de anillos, vestidos blancos, contratos de exclusividad y títulos de posesión. El amor debería ser una política pública, una ley, una moral, una guía para no perdernos, una luz contra la oscuridad. El símbolo del amor es el corazón, ese órgano que queda de nuestro lado izquierdo, ahí donde también queda la solidaridad y la búsqueda del bien común.

martes, 3 de febrero de 2015

Sacro-biblia

No hay comentarios:
Quizá no sea tan mala la idea del diputado Marvin Osorio de promover la lectura obligatoria de la Biblia en los establecimientos educativos públicos y privados. Con tal de que los jóvenes se entusiasmen con la lectura, habría que probar incluso la sopa de letras coactiva. Aunque en el fondo, lo digo porque confío en el espíritu rebelde y emancipador que vive dentro de cada ser y que lo empuja a rebelarse contra todo aquello impuesto a la fuerza, o dicho en otras palabras, creo en la eficiencia de la psicología inversa. Seguramente, la lectura obligatoria de la Biblia provocaría toda una generación de jóvenes críticos a la misma. Quizá usted es de los que se preguntan ¿Qué tan malo puede ser oficializar “el libro más leído del mundo”? Sí obviamos la visión machista y patriarcal que difunde de la mujer, la exaltación a la violencia, la venganza y la sumisión que promueve, tal vez no sea terrible si no solo escalofriante. Pero en realidad, lo más alarmante es que un diputado desconozca las leyes mínimas del país, de tal manera que proponga una iniciativa tan absurda que vulnera los pilares de la democracia ya que antes de que pueda ser aprobada, requiere la modificación de la sagrada (esa sí) Constitución Política de la República para eliminar la parte en que dice que somos un estado laico. Pero es gracias a esa separación entre estado y religión que tanto las invocaciones al Ajaú o a los cuatro puntos cardinales, así como la opción del diezmo, los rezos, las oraciones, los pecados y los mitos, se quedan en el terreno de lo íntimo y lo personal. Y en teoría, no influyen las leyes ni la educación.

miércoles, 28 de enero de 2015

Moonwalk

No hay comentarios:
Parece que Guatemala avanza siempre hacia atrás, cómo en el Moonwalk, ese paso de baile que popularizó Michael Jackson que consiste en deslizar un pie tras otro sin despegarlos del piso y que crea el efecto óptico de ir hacia delante aunque en realidad se vaya hacia atrás. Hace algunos días la Marimba de Concierto del Palacio Nacional de la Cultura fue desalojada del palacio del mismo nombre y enviada al Campo Marte ante la indignación y protesta de los músicos. Ni su estatus de instrumento nacional ni la excusa de que Guatemala fue nombrada “Capital Iberoamericana de la Cultura 2015” la salvaron de la humillación de ser expulsada de su propia casa. En la vitrina de la tienda de un magnate de la moda, conocido también por su intento de monopolizar la Nutella, un maniquí elegantemente vestido pisotea con sus zapatos finos unos libros. La imagen es demasiado obvia para funcionar como metáfora ¡Libros sumisos, desprovistos de su espíritu emancipador bajo la suela de la insensibilidad y el mal gusto! En un callejón de la zona 1, el director del Colegio “Cultural” Las Américas mandó a tachar con pintura color caca una serie de grafitis colectivos creados por artistas reconocidos mundialmente como Nosm de Alemania (por mencionar al más famoso). Las paredes pertenecían a otro colegio, el Liceo Siglo 21, quien sí había autorizado los grafitis y al que no se le consultó antes de borrarlos. Los murales eran producto del esfuerzo y trabajo voluntario de grafiteros nacionales y extranjeros. ¿Qué tipo de capital cultural es ésta? ¿Narco cultura? ¿cultura de capataz o de la
mano dura? ¿cultura de mierda?