miércoles, 6 de marzo de 2013

Voltear la tortilla

El caso del niño sicario vuelve a despertar al monstruo de las reformas constitucionales. La Vicepresidenta, diputados y las masas piden endurecer las leyes contra los más vulnerables. ¡Qué se les juzgue como adultos! Es increíble la forma que tienen los Caradura de voltear la tortilla. Guatemala ostenta las peores cifras de maltrato a la niñez. La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, ODHAG, contabiliza en enero de este año 120 menores de 18 años asesinados con armas de fuego o blancas. Según el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva –OSAR- 120 niñas y adolescentes quedan embarazadas diariamente, la mayoría de casos por agresión y violencia sexual de forma cotidiana. Si hablamos de maltrato infantil, CONACMI reveló que en el 2010 se reportaron siete mil casos de violencia intrafamiliar y monitoreó en la red hospitalaria once mil casos de violencia y agresión sexual a menores de edad. Y eso que hay un subregistro ya que la infancia tiene menos acceso a la justicia, sobre todo si ésta se ejerce desde sus casas. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se calcula que el 20 por ciento del PIB es producido por menores de 14 años. Casi un millón de niños y adolescentes realiza alguna actividad económica peligrosa como recolección de basura, reciclaje, manipulación de pólvora, minería de piedrín y cal, lanza fuegos, agro industrias, servidumbre, pornografía, drogas y sicariato. Detrás de estos niños, hay millones de adultos que se benefician. ¡Adultos que ahora quieren mano dura contra los niños! Lucha Libre publicada el miércoles 7 de marzo del 2013 en elPeriódico.

1 comentario:

Silvia Titus dijo...

Excelente articulo y amén.