miércoles, 9 de septiembre de 2009

Fue teté

Hace como dos o tres semanas comenzaron a circular correos en internet con bromas tontas contra el gobierno de Colom, firmadas por una tal Lucía Escobar.

Amigos y conocidos me reenviaron el correo pidiendo que explicara si esa Lucía era o no era yo. No me pareció necesario, así como hace algunos años tampoco le hice caso a mi suegra de que aclarara públicamente que yo no era la secuestradora de la banda Valle del Sol. Pero la insistencia siguió y mandé una cartita de lectores, intentando aclarar lo “inaclarable”. Total, pensé, los que me conocen saben que mis correos suelen ser invitaciones a fiestas, festivales, exposiciones, complots contra McDonald’s o convocatorias a patrocinar becas de niños en Chajul o en Atitlán. Las cadenas, los PPS, los chistes, me quitan demasiado tiempo valioso, tiempo que por lo visto a otros les sobra.

Y ahí es cuando comienzo a inquietarme. Por ahí, en una oscura oficina, hay un tipo pagado por alguien (pues esto ya pasó de broma a trabajo en serio) dedicado a abrir correos falsos con nombres de periodistas y enviándolos a redacciones de periódicos, organismos no gubernamentales y a cuanta persona tenga una cuenta en internet.

Un amigo que vive en Berlín, y a quien también le llegaron estos correos, me mandó un link de una denuncia puesta por el periodista Joaquín Morales Solá también por la misma situación, sólo que era contra el gobierno de Cristina Fernández. Cito al argentino: “Una vez más los periodistas somos hostigados o perseguidos por esta clase de operaciones que tienen como claro objetivo el intento de desacreditarnos”.

Esos correos siguen llegando, ahora con nuevos chistes, todos muy tontos, ni siquiera son grandes complots, sino pura pérdida de tiempo. Ese tiempo que tanto nos hace falta para hacer algo bueno por el país.

En fin, esta vez yo no fui, fue teté...

7 comentarios:

Tania Preza dijo...

Solidaridad con vos, los que te conocemos,
hasta a ciegas sabemos que vos sos transparente como el agua limpia y
brillante como un sol resplandeciente.

Creo en la espada de luz
y no en la que corta
en la luz que aclara e ilumina
esa debemos usar
en los combates de paz...
por Salarrué (1899-1975)
el mejor artista de Cuzcatán (El Salvador)

Un abrazo,

t

Clarita dijo...

Querida Lucía

que la vida fluya y dejes de preocuparte por estas coasa que como tú dices son para personas que no tienen más que hacer y se las pasan en cadenas.
Amiga de la distancia pues que el Creador ponga luz y la vida fluya para tí y tu pluma.

Te abrazo amiga mia y comparto contigo la primica de que mi amdao José Antonio ya fué dado de alta totalmente de las medicinas y ahora debe recuperarse solito.

Te abrazo y acaricio tu alma.

Anónimo dijo...

Lucha, qué mierda! A mí me acaban de robar mi cuenta de gmail y borraron por 12 horas Fe de Rata. Afortunadamente, la plataforma reestableció el blog pero no puedo acceder a mi correo, cosa que no tardarán en aparecer correos iguales a los tuyos. Hijos de su puta madre.

Juan Pablo Dardón Pereira.

Lucha dijo...

Vos Juan Pablo.. y que vas a hacer? yo ya vi que el gmail es bien inestable y yo también todo lo tengo ahí, yo creo que hay que abrir un correo alterno en otra cosa y mandar todo con copia siempre al de soporte. algo asi y trata de averiguar si es complot específico o fallo de gmail, porque que grueso va?

Julio Serrano Echeverría dijo...

Chueco vos, chueco chueco, la mara bien creativa para chingarle la vida a los demás, puta qué huevos... igual vos, un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Puta muchá, por qué no arman otro vergueo en contra del gobierno. Vos Dardón tenés experiencia y conectes como ya lo demostraste con lo del Rosemberg y vos Lucía bailás al son que te toquen dependiendo del color del billete, así que fijo que te apuntás. De vos Serrano no sé, igual sos un perfecto desconocido, otro arribista de esos que abundan, me imagino.
Anímense muchá, se hacen famosos y ganan pisto al mismo tiempo.

Pepe Navas Dardón

Lucha dijo...

Aunque al anónimo se ponga apellido, anónimo se queda... anónimo, bilioso y cizañudo, que fácil echar mierda sin conocer a la gente.