martes, 8 de febrero de 2011

¿Qué dijiste?


El mundo va demasiado rápido. Apenas voy aprendiéndome las reglas ortográficas cuando ya las están cambiando. Enseño lo que ya olvidé. Predico lo que no creo. El piso se mueve bajo mis pies. Ayer veíamos el pueblo desde el pico de la montaña. Hoy esa misma montaña ya no existe. Las explosiones controladas y los deslaves improvisados van minando mi paisaje interior. ¡Ahí va un pedazo de ayer volando por los cielos! Quedan los camiones llevándose los recuerdos. Mirá ese picop lleno de arena, y ese camión con las piedras en las que me he tropezado veinte veces. La tierra negra va saliendo en palazos hacia otros jardines.

Me he quedado sola en este laberinto. No hay música que haga bailar mis ansiedades. Mi angustia no se cura con pastillas. No hay político al que le crea algo. El mundo entero puedo resumirse en una frase que he olvidado ya. Las palabras no significan lo mismo para vos que para mí. No existe un idioma universal. Y sin embargo, tenemos que ponernos de acuerdo para intentar mover este absurdo carrusel.

¿Me iría mejor si no criticara tanto ni dudara de todo? Añoro la sencillez intelectual de un pájaro. Necesito la humildad exacta para que mi alma no despliegue esa habilidad corrosiva que la desgasta.

Saco una hoja, dejo que mi letra de molde se convierta en carta. Mido las pulsaciones de mis dedos, siento la duda del lapicero buscando el acento en lo invisible. Conjugo equivocadamente los verbos. Confundo adrede el infinitivo con el gerundio. Vomito semillas con forma de corazón, ensayo mentiras de amor que te conmuevan. Ensalivo un sobre, escribo tu nombre y camino despacio hacia el correo.

No espero respuesta. Es que olvidé la pregunta.

13 comentarios:

Batfink dijo...

Si no criticaras tanto y si no dudaras tanto...

no serías vos.

Y aquí sería muy aburrido.

Anónimo dijo...

Llevás años escribiendo y escribís como cuando tenías quince y esto no es precisamente un halago.

Lucha dijo...

Anónimo: Imagine que escribiendo igual que a los quince años, hay gente como usted que me sigue leyendo todavía. Y eso tampoco es un halago.

Héctor dijo...

Lucía:
No se preocupe por los insultos de los anónimos. Usted sabe que reflejan una terrible envidia de que usted es una mujer sensible e inteligente, que además tiene un espacio de expresión.
Se intuye que el tal ANONIMO es también del medio, seguramente un periodista que trabajo con usted o algún escritor frustrado que debe dedicarse a otra cosa y por lo tanto la odia.
Siga adelante...

Anónimo dijo...

Estimada Lucía: No tengo el honor de conocerla personalmente, pero su columna periodística de hoy, la refleja de cuerpo entero. Me identifico con usted, completamente. Aquí va volando un lampo de cielo sobre una mariposa. Ya voy aprendiendo. ¡No! ,no está sola en este laberinto. ¿Acaso su alma no es melodía? Baile con ella. Existe una bella canción titulada Ansiedad. Escúchela.
Su prosa de hoy me hizo cerrar los ojos... y se me pusieron líquidos.
No espero respuesta. ¿Qué fue lo que dije?

Anónimo dijo...

Lucía: Por supuesto que no es un halago para vos el que gente con criterio lea tus niñerías. Si te sigo leyendo es porque tus escritos los hacés públicos y deberías agradecerlo, a menos que solo te guste leer los comentarios de gente mediocre que te diga que escribís tan lindo, sos tan talentosa, sos taaan chula...... Cuando vos y yo sabemos que eso no es así.
¿Te iría mejor si no criticaras tanto ni dudaras de todo? Quizás no, pero serías más honesta con vos misma si te autocriticaras, y aceptaras la crítica hacia vos, y dudaras un poco de vos y no solo de todos los demás.
Como sé que cuando la cosa se pone peluda vos demostras tu incompetencia con silencio, no esperaré respuesta a estas líneas. Tampoco espero que esta crítica sea tomada como un insulto, puesto que yo separo a la mala periodista de la persona que aunque no conozco, merece todo mi respeto.

Rolando C.

Lucha dijo...

Señor Rolando C:
De verdad piensa que puedo tener un diálogo con alguien que:
1. No sé quién es
2. Me insulta cada vez que puede.
3. No usa argumentos sólo descalificaciones.
La verdad no me interesa, mi vida no es tan aburrida.
Claro que acepto la crítica pero cuando es de igual a igual. No cuando nace de la oscuridad. Estaría dispuesta a responder o tener un diálogo serio si las críticas fueran serias. Pero sus argumentos, tampoco parecen ser de alguien muy adulto.

Batfink dijo...

Rolando C cree que

1. tiene criterio
2. que soy mediocre.
3. que escribís niñerias sólo porque es el único acá que tiene heavenly taste.

Tendrá blog? Quiero decir, seguro que ha de ser un genio para escribir...

Me imagino que después de tomar su medicina para la inflamación de las meninges se convierte en el justiciero de los blogs porque criticar negativamente es TAN difícil... no cualquier idiota puede!

Anónimo dijo...

Lucía Escobar:

1. Debería importarle qué opinan sus lectores de su trabajo periodístico, en vez de preocuparse por quiénes son o cómo se visten.

2. Critico, no insulto. Aprenda a diferenciar. Critico su trabajo como periodista y no su vida privada. Si esta es aburrida o no, me tiene sin cuidado puesto que ese es asunto suyo.

3. Usted considera descalificaciones, pero yo creo que solo soy agudo con mis observaciones a su pobre trabajo como columnista de prensa.

Usted dice que estaría dispuesta a tener un diálogo, pero a mí no. Dice también que acepta la crítica de igual a igual, pero yo por suerte no soy igual a usted.
Al final dice usted que mis argumentos, ahora sí estamos de acuerdo en que no son descalificaciones, no son de alguien mayor que usted sino todo lo contrario.

Si usted me lo pide directamente, y para su paz y tranquilidad, le aseguro que no volverá a leer un comentario mío más. Es más, si usted me lo pide así sin pelos en la mano, yo le prometo que dejo de leerla.

Que Dios le dé sabiduría y le llene la vida de bendiciones.


Batfink:

1. Sí, tengo criterio y lo ejerzo cada vez que puedo.
2. Nunca dije que vos sos mediocre, aunque parece que te sentís aludido por alguno de mis incómodos comentarios cuando decís que no cualquier idiota puede ser crítico. Lo siento amiguita.
3. Heavenly taste? WTF? Get a life little girl!

Rolando Cumes

Batfink dijo...

Me di aludido con lo de mediocre y parece que vos te diste aludido con lo de idiota. Mirá pue.

Se ve que te esforzaste con tu respuesta (espero no te haya dado crisis nerviosa) pero la verdad, después del punto 1 perdiste mi interés. Mucho bla bla bla y todo pero no miro signos de tu blog por ningún lado... si así como criticás escribís...

En fin, como parece que te gustó lo del inglés te lo voy a poner así:

Nice try but no cigar!

(vamos... yo sé que podés hacerlo mejor...)

Anónimo dijo...

My dear sweety,

Te respondo solo porque parece que te encanta sudar calenturas ajenas.
No tengo blog ni me interesa tenerlo, y me tiene sin cuidado que vos no sepás leer o escribir, como lo demostrás con cada uno de tus impertinentes comentarios. Si critico este blog es para provocar a la autora, que es una periodista profesional y como tal, tiene la obligación de entregarle a sus lectores lo mejor de sí.

Vos, tu opinión y tu existencia misma me importan tanto como el excremento de perro que reposa en el pasto de mi jardín.

Batfink dijo...

Sí pudiste!! Después de todo resultaste divertido.

"impertinentes comentarios" escribió el sr. crítico.

"si critico es para provocar" dijo él mientras tecleaba furioso tratando de redondear el primer insulto escatológico que se le vino a la mente...

pero la joya es

"no me importa tu opinión" (parafraseando lo que pusiste, los niños también leen esto) dijo el personaje que es prácticamente una opinión con patas. (Y sí, cómo se nota que no te importa).

Sos una caricatura de vos mismo y no has caído en cuenta...

Si logro hacer sonreír a alguien a costillas tuyas creo que vale la pena seguirte molestando hehehe...

Anónimo dijo...

si, me hiciste reir hasta que me dolio el estomago Batfink, asi que si valio la pena.

y conste que no soy Rolando C.