miércoles, 26 de octubre de 2011

Pana quiere paz

Entre las consecuencias que nos dejó la guerra en Guatemala, una grave es nuestra incapacidad para ponernos de acuerdo en los temas más elementales. Lo que ahora se vive en Panajachel es una muestra de un problema muy grande que se repite a lo largo y ancho del país. Es un lugar bellísimo pero abandonado por el gobierno central, sin leyes, sin consensos, sin autoridades confiables. Un pueblo cansado de la violencia cotidiana e institucional, un pueblo aburrido, sin trabajo, sin centros de estudio, sin lugares de recreación, sin puntos de encuentro. Una comunidad que ha ido perdiendo su autoestima por el desorden y la anarquía que ha reinado. Nadie niega que la inseguridad es un problema que hay que resolver. Sin embargo, ya deberíamos saber que la violencia engendra violencia, que el odio sólo trae más odio. Ningún ser humano con un poco de amor al prójimo puede estar de acuerdo con la limpieza social, porque eso es aceptar que no hemos evolucionado desde las cavernas, que nuestra capacidad de utilizar el cerebro y el entendimiento no funciona, que sólo aprendemos con golpes y violencia. Estoy segura que muchas de las personas que integran las Juntas de Seguridad en Panajachel, realmente están preocupadas por su familia, algunos tienen hijos drogadictos o parranderos y no saben cómo lidiar con eso. Quizá piensan que acabando con otros parecidos a sus propios hijos, les dan a los propios una lección. Pero como dice el dicho: de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. Y a menudo, los justicieros se convierten en lo que más desprecian: en maleantes y asesinos. ¿Por qué no utilizar toda esa fuerza y trabajo comunitario para fortalecer las instituciones del Estado que tienen la harta obligación de hacer su trabajo y que además cuentan con el presupuesto para hacerlo? Aprovechemos la tecnología para fortalecer la seguridad. Por ejemplo, poniendo cámaras de video en las calles. Eso nos daría pruebas concretas contra las personas que cometen delitos y evitaría exponer sin razón a ciudadanos que no han recibido la capacitación adecuada para lidiar con delincuentes. Todos queremos paz y seguridad para nuestras familias, en esos estamos de acuerdo, empecemos con el ejemplo.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Todos queremos paz y seguridad para nuestras familias, pero no es declarando la guerra a nuestros vecinos que la alcanzaremos. Y esto tienen que entenderlo los encapuchados y usted junto con sus amigos, Lucía Escobar.

Por cierto, ya vió que chulo es cuando la comunidad trabaja organizada. Imagínese si hubiéramos esperado a que las instituciones del estado nos habilitaran el paso a Sololá. Ah, pero estas insignificancias no merecen ser reconocidas por los periodistas capitalinos ¿verdad?

Peace and love

Anónimo dijo...

Ese comentario quiere decir que los encapuchados son los mismos que limpiaron el paso a Sololá. ¿Es eso lo que está diciendo el señor anónimo? ¿Querrán quedar bien con la comunidad después de las atrozidades que hacen? El pueblo de Panajachel ya no les cree. Ahí estaba el Juan Manuel Ratón dirigiendo los trabajos en el río, como si fuera el dueño del pueblo. ¡QUé verguenza Pana!

Anónimo dijo...

¿Por qué avergonzarse de poner las manos en acción en lugar de esperar a que papa gobierno venga a ayudarnos? Al contrario, yo me siento orgullosa de mi gente, la gente que aporta con su esfuerzo en lugar de estar chillando y culpando a los demás por todos sus males. Si en Guatemala hubieran 20 Panajacheles más, otro gallo cantaría en este país.
Respecto al señor Juan Manuel Ralón, él es solo otro vecino del pueblo y si ha cometido algún delito que sean las autoridades quienes lo juzguen. Él no es el pueblo de Panajachel ni representa a la mayoría de panajachelenses que ya decidieron quien será sus próximas autoridades. Respeten nuestras decisiones y a nuestro pueblo. Paren ya esta campaña de desprestigio!

Emix dijo...

¿Campaña de desprestigio?¿Es cierto o no es cierto que hay un comité de encapuchados que ha usurpado las labores propias de la PNC? ¿Es cierto o no es cierto que dicho comité emplea la violencia contra personas sin tener legitimidad para ello, sin juicio previo, sin testigos y sin dar la posibilidad de defenderse al infractor? ¿Es cierto o no es cierto que han molestado a residentes y turistas, han agredido a viandantes, han insultado a vecinas? ¿es cierto o no es cierto que un vecino suyo está desaparecido, DESAPARECIDO, despues de ser secuestrado -según testigos que han presentado declaración en el MP- por dicho comité de seguridad? ¿Es cierto o no es cierto que el actual alcalde protege, la gobernadora consiente y el resto de habitantes de pana callan por miedo? Pero en algo nuestros anónimos, tan preocupados ellos por el "prestigio" de Pana tienen razón: en dos semanas la justicia va a comenzar a detener, a enviar a la Torre de Tribunales y de allí a Pavoncito. Que se vayan preparando.

Virgilio H dijo...

Emix, con mucho gusto respondo a sus preguntas:

¿Es cierto o no es cierto que hay un comité de encapuchados que ha usurpado las labores propias de la PNC? Si están usurpando labores de la PNC, que sean las autoridades las que lo determinen. ¿Los que limpiamos el camino estamos usurpando las labores de COVIAL? ¿Iniciará Lucía Escobar una campaña de desprestigio en contra nuestra por ello?

¿Es cierto o no es cierto que dicho comité emplea la violencia contra personas sin tener legitimidad para ello, sin juicio previo, sin testigos y sin dar la posibilidad de defenderse al infractor? Los miembros del comité no usurpan la labor de los tribunales ¿Sabe ud cuántos detenidos llevan un proceso legal?

¿Es cierto o no es cierto que han molestado a residentes y turistas, han agredido a viandantes, han insultado a vecinas?
¿En dónde se enteró usted de eso? ¿Leyendo la prensa? No se crea todo lo que le cuentan que a lo mejor le están mintiendo.
Venga a Pana y constate que en todo esto hay dos clases de periodistas: los que viven en la capital y no tienen ni p... idea de lo que aquí sucede y los malos vecinos, enemigos del pueblo de Panajachel a los que no les importa lucrar con la mentira y el engaño. Venga usted a visitarnos que aquí todos los visitantes siempre serán bienvenidos.

¿es cierto o no es cierto que un vecino suyo está desaparecido, DESAPARECIDO, despues de ser secuestrado -según testigos que han presentado declaración en el MP- por dicho comité de seguridad?
Eso se rumora. Pero que bueno que los testigos ya han prestado declaración en el MP. Eso facilitará la investigación y dará con los responsables de la desaparición de ese pobre muchacho.

¿Es cierto o no es cierto que el actual alcalde protege, la gobernadora consiente y el resto de habitantes de pana callan por miedo? Tanto el alcalde como la gobernadora son políticos que bailan al son que les tocan. Los comités cuentan con el aval del pueblo honrado organizado en contra de la delincuencia. No es miedo, señora, es apoyo mutuo en la comunidad. Algo que los capitalinos jamás van a entender. Vienen a hablarnos de respetar las leyes cuando su ciudad es una de las peores del mundo en cuanto a delincuencia, inseguridad, criminalidad y todo lo malo que hay en el mundo ¿Por qué ven la paja en el ojo ajeno y no la viga que les atraviesa los intestinos hasta la boca?

Que bueno que en dos semanas comiencen a detener finalmente a los delincuentes de Panajachel. Ojalá que los metan a la cárcel y que allí se pudran para siempre. Mientras tanto, los vecinos honrados y trabajadores seguiremos velando por nuestro pueblo y nuestras familias que para eso y más estamos preparados.

Anónimo dijo...

Y ojalá que entre esos delincuentes, enemigos del pueblo de Panajachel estén los narcotraficantes que tanto daño le hacen a este país. Esos lobos con piel de oveja que tiemblan cuando el pueblo harto se levanta para ponerlos en su lugar.
Que comiencen a detener delincuentes! Quienes hoy aplauden a los enemigos de Panajachel se llevarán una gran sorpresa

Emix dijo...

A ver si lo entiendo: equipara usted, señor anónimo, ayudar a limpiar un camino con crear una estructura organizada de "seguridad", compuesta por personas encapuchadas, que -ya que usted no se atreve, se lo confirmo yo- USURPA las labores de la PNC, puesto que por ley solamente el estado tiene el monopolio del orden público.Sostiene que el comité no usurpa la labor de los juzagdos, ya que muchos delincuentes no son sometidos a juicio: ¡acabáramos! Siguiendo ese razonamiento yo puedo ponerme a operar apendicitis y luego decir que no estoy haciendo de médico, ya que muchos enfermos no tienen acceso a la sanidad. Y en cuanto a que no, a que no ha habido ningún incidente, a que los encapuchados no son violentos, no han detenido ilegalmente, no han vergueado a personas por ir tomados, o por ir fumando, o por ir, sencillamente, andando por la noche, y que es todo mentira, obra, como no, de "malos habitantes de Pana" que se inventan bulos, pues mejor lo dejamos, porque usted sabe que miente, y con mentirosos no se puede discutir civilizadamente nada. Con encapuchados, tampoco.

Virgilio H dijo...

Señora tan anónima como yo: Utilizo las dos formas de organización comunitaria para explicarle que cuando el estado no cumple con la función que por ley le corresponde, es legítimo que los vecinos tomen la iniciativa para hacerlo. Sea reparando caminos u organizando comités de seguridad, que si bien no son un coro de castrados angelitos cantándole la mañananitas al papa, son la opción que yo como vecino honrado y trabajador prefiero tener que soportar a cambio de correr el riesgo de que uno de mis familiares sea otro de los tantos casos de secuestros u otro extorsionado en el pueblo.

Lo que yo le digo y ud. no quiere entender, es que los detenidos por el comité, que no son mansas palomas como usted pretende hacer creer, han sido entregados a las autoridades competentes y puestos a disposición de los tribunales correspondientes para que estos sean los encargados de juzgarlos.

Su comparación sobre la falta de acceso a atención médica en un hipotético caso de apendicitis no es tan absurdo como a primera vista parece. Se nota que usted no conoce la enorme labor que las comadronas, analfabetas la gran mayoría, realiza en el área rural, donde TAMPOCO hay presencia del estado que se supone, por ley debería estar. Pero esa es harina de otro costal.

Por último, lamento que usted sin conocerme me llame mentiroso solo por no estar de acuerdo con su opinión. No estoy idealizando el papel de algunos miembros de la comisión de seguridad del pueblo como usted quiere entender, pero tampoco me parece justo que se ataque de esta manera el esfuerzo que un pueblo hace para darle bienestar a sus habitantes honrados y trabajadores. Que hay muchas cosas por mejorar, vaya que las hay. Que el comité tiene mucho que reestructurar, también. Pero es cierto que Roma no se construyó en un día, y a pesar de la campaña de ataques en contra de los buenos panajachelenses, es alentador observar la reacción de apoyo de los vecinos que no se sientan a esperar a que papá estado que por ley tiene el monopolio del órden público, venga a arreglarnos la vida.

Cuando usted quiera, y se sienta capaz de hacerlo, seguimos discutiendo el tema.

Virgilio

Anónimo dijo...

Las paradojas de la vida. Juan Manuel Ralón ha hecho tantas cosas que merecerían más que cárcel, y de todas se ha salvado como gato panza arriba, y va al bote por lo único bueno que ha hecho en su vida por culpa de una inofensiva pero histérica hipi.
La vida es de verdad bien rara.

Lucha dijo...

Como le dijé a Palmieri (de quién ya nadie se acuerda) hace algunos años cuando me insultó igual que Juan Manuel Ralón, prefiero ser jipi que nazi. Y cómo ve señor anónimo, esta histérica jipi tiene el poder de la lucha frontal y abierta.

Anónimo dijo...

Pero son dos cosas diferentes. A Palmieri lo chingaste solo a él. A Ralón te lo llevaste con todo y la organización popular (no los encapuchados de m...) que tanto ha costado formar.

Lucha dijo...

La organización popular debe seguir pero en el marco del estado de derecho. Si tanta gana tienen de combatir la delincuencia porque no se meten a policías ¿porque no hacer una policía de turismo? Yo creo que es una oportunidad UNICA de limpiar esa organización y poner gente PROBA con honorabilidad reconocida.