lunes, 8 de octubre de 2007

Xela express


Aprovechamos el domingo y evitamos un poco las colas que han hecho del viaje al Occidente una pesadilla. Salimos de madrugada para llegar temprano junto con la neblina.
Me impresiona ver como el hombre se cree capaz de domar la naturaleza, la C-A1 es una prueba de ello. Me pregunto si la constructora encargada respetará la idiosincrasia y la cultura de la gente que habita cerca de dicha ruta. Según sé, muchos indígenas creen que es necesario pedirle permiso a la montaña, antes de cercenarla, sin embargo las máquinas nada saben de espíritus y los hombres trabajan por encargo sin pensar en que la naturaleza merece cierto respeto.
Todo el camino me llene los ojos con el verde la milpa, que crece rápido por todos lados. Las montañas parecieran hechas con retazos por el colorido que muestran los distintas tipos de siembra. Y aunque parezca increíble aún se ven algunos bosques que parecieran centenarios y que estoy segura que existen gracias al cuidado de alguna comunidad silenciosa que los guarda.
Que feliz me puso estrenar el nuevo desvió para no perder una hora en el intenso tránsito a paso de hormiga que siempre se armaba en Salcajá, así implique que ahora para comprar caldo de frutas y rompopo habrá que desviarse.
Al llegar por fin a Xela me sorprendió ver en la entrada ese monumento al mal gusto que levantaron frente a las Rosas. Es horrible, militaroide y retorcido. Me contaron que costó 5 millones y realmente no lo puedo creer, que gran tranza. ¡Uf!! Ojalá que ese dinero lo hubieran invertido en crear una escuela profesional de arte que tanto bien le haría a los chivos.
Fui al parque central para comprar elQuetzalteco y elPeriódico que no venden en mi pueblo pero fue un desastre porque todo el centro estaba cerrado y no había ni un policía que me pudiera decir donde parquearme o para donde agarrar. Finalmente llegue y disfrute una vueltecita por las ventas de artesanías que ponen los domingos en el parque. Para salir me volví a perder porque las calles estaban todas cerradas, termine en un camino de piedra inclinado y angosto y además contra la vía.
Me falto tiempo para disfrutar mas Xela, y espacio para concluir mis impresiones.

(Lucha Diaria, el Quetzalteco, martes 9 de octubre, 2007)

1 comentario:

Carlos gomez dijo...

Hola Lucia, tu no me conoces, mi nombre es carlos gomez, vivo en xela y
pero te escribo ya que comparto en mucho tus opiniones, asi mismo que bueno
que hallas opinado acerca del famoso arco, por no cedir un gran fraude,pero
bueno ese no es el punto de mi correo sino invitarte a que cuando vengas a
xela puedas abocarte conmigo,para no perderte,te ofresco mi apoyo, por que
creo que eres una persona interesante e inteligente, me gustaria saber si
trabajas para el periodico, por lo de tu correo.

Tedeseo felicidadez y exitos en tu trabajo

sin mas por el momento te deseo buen dia