miércoles, 13 de febrero de 2008

Pegando corazones

Un lector me pide que hable de corazones rotos. El suyo es hoy un puñado de chayes tristes. Ya lo dice la canción: Es tan fácil romper un corazón y tan tonto el amor que se deja atrapar por un corazón que no sabe amar.

Pero no se trata de hacerlo sentir peor sino de sacarlo poco a poco de esa tristeza seca que se instala en el alma cuando el corazón se rompe.

Un corazón no tiene sexo, no tiene edad, tampoco memoria pasada, pero es tan frágil como una cáscara de huevo en manos de un niño torpe. ¿Es más doloroso el golpe del primer desamor que las siguientes rupturas? ¿Es peor la decepción si fue un amor secreto y ni siquiera puede compartirse con amigos?

Pasemos al primer paso para salir de esta situación: cuando llega el dolor del desamor no hay que dejarse seducir por el papel de víctima. Es mejor dejarse arrastrar por los amigos a los bares. Decir que si a los paseos a cantinas, explorar las tiendas de barrio, visitar los bares de Antigua, ir a todos los afters de Pana. Un clavo siempre saca otro clavo. Lo que se intenta es ahogar desesperadamente el recuerdo, no empecinarse en buscar olores o recrear miradas hirientes.

También sirve aferrarse fuertemente a algo; meterse a un curso de cine, clavarse en aprender un idioma, decidirse a bailar salsa mejor que nadie. Aconsejo escoger una canción para cantar a gritos en soledad, un himno para explotar un volcán.

Y luego cuando las cicatrices empiecen a secar recomiendo exorcizar por fin el desamor; volver al sujeto canción, poema o cuento. Convertirlo en recuerdo y ponerle un final alegre a la historia. Para celebrar vete a bailar que está sonando I will survive, y la fiesta aún no se acaba. Afuera está lleno de flores y pájaros que saben que para acoplarse y aparearse no se necesitan primaveras.

(Columna Lucha Libre de elperiodico, miercoles 13 de febrero) Y dedicada a JC Pensamiento.

8 comentarios:

Dilema dijo...

muy buen tema, me gusta leerte

PD: cuidate

Pablo Robledo dijo...

La verdad es que no solo duele la primera vez, siempre duele. Pero para eso tenemos la cantina del olvido, y la cantina del recuerdo.

Chris Warfield dijo...

Muchas gracias por esta columna/entrada. Cabal estoy en esas...

Lucha dijo...

Ya ven como dice Zepeda, también se me sale lo Lupita...

psychoprincessmonik dijo...

ps pase a leerte porque vi tu coment en Santa Inquisición si mal no recuerdo....shute que es uno...
el amor, es como si cada cual trajeramos una cancioncita de nuestra esencia en el alma la cual suena cuando conocemos a alguien especial, pero esa cancioncita no le gusta a todos, solo a la persona que es para uno....por lo tanto tal vez no habrá que molestarse si a alguien no le gusta, simplemente si no le gusta es porque no era la persona adecuada....sin embargo coincido con Pablo, siempre duele.

Anónimo dijo...

muy buen tema, lo encontré una mañana en un diario, me pareció excelente, para todos y me impacto. Copie la dirección de su blog y ahora lo visito y busco nuevas lecturas que comparte con nosotros,, Dios le bendiga,,, gracias

Juan Pensamiento dijo...

SIN VER LAS ESTRELLAS. Y se dio cuenta que se estaba acostumbrando a la picazón de las lágrimas silenciosas que llevaban varios días resbalándo por sus mejillas. Y se dijo es suficiente. Y siguió llorando, callado, para que nadie escuchara.

Anónimo dijo...

Un día dije a mi novio!!!! PIENSO EN MI, PARA VIVIR POR TI... LO AME EN SILENCIO COMO NUNCA, pero poco me di cuenta que el estaba en otro planeta, fue en es momento donde decidí ya no dar mas rienda suelta a ese amor que me hacia daño. Hace ya varios días que me sentía triste, pero gracias a los amigos como JC PENSAMIENTOS cada día fue mas fácil para mi desdicha. GRACIAS A TI Y TODOS MIS AMIGOS!!!!!!! LOS QUIERO. ATTE AJ GUTIERREZ