miércoles, 20 de febrero de 2008

Mi Tecún Umán


Se ve precioso con su pantaloncito corto con pájaros de colores bordados en las piernas, la faja roja en la cintura y la camisa de vestir. Desentonan los caites con calcetines y la carita blanca blanca como un Tonaituh.
Pero él se siente el más Tecún de los humanos, un hombre de maíz hecho y derecho. Desde hace casi un año practica con su voz de niño a cantar: Tecún Umán, príncipe quiché, héroe nacional.
Cada vez que puede, pide que le cuenten la historia del noble indígena vestido de plumas de Quetzal y capaz de perder la vida por defender el honor y la dignidad de su pueblo. Veo como sus ojitos brillan de orgullo y de curiosidad por conocer más de ese mitológico personaje. “Cóntame más”, me ruega.
Y a mi me da pena, me siento un poco mentirosa, como si este mundo fuera de cigueñas y Santacloses.
Pero, cómo decirle al niño que todo es una metáfora, que las cosas no son tan literales como en los libros de historia nos quieren hacer creer, y que los pájaros no vuelan a posarse a los pechos de los héroes que mueren cada día desangrados en tierra nacional. ¿Cómo contarle que el nahual de Tecún Umán está en extinción y que es más fácil ver un oso polar que un quetzal vivo? ¿Cómo explicarle su patria? Son cosas que él no entiende, que yo tampoco entiendo mucho y que además duelen en la identidad.
Mejor le digo lo guapo que se mira, mi príncipe tz’utujil. El hace como que se chivea, y me recuerda gritando de emoción que hoy hay eclipse lunar. Y como si de una estrella fugaz se tratara, agrega: “Le voy a pedir que defiende las selvas de la basura para que venados, pumas y quetzales bailen el son en paz”.
Y así se aleja soñando en su cumpleaños, mi Tecún Umán.

(Columna Lucha Libre publicada el Día de Tecun Umán, 20 de febrero 2008 en elPeriódico y dedicada a mi hijo Joaquín Arrivillaga que cumple 5 años de vida el 21 de febrero).

6 comentarios:

Patricia Cortez dijo...

gracias Lucía, traté de dejarte el comentario en el periódico, pero no se pudo.
gracias por hacernos ver que no estamos solas, que hay otras que intentan criar a los hijos sin sexismos, sin clasismos y sin racismos.
cuando lo leí en la mañana me dieron ganas de llorar, aunque una lectora del periódico te dijera que a veces es buena la fantasía.

elbeto dijo...

sintiendo en sus letras el amor inmenso que le tiene a su hijo, solo de leer dan ganas de tener los propios... por ahora tan solo puedo imaginar lo fascinante que será la aventura de ser padre...

gracias por los miercoles...

anapda3@gmail.com dijo...

Hola Lucía:

NO se porque pero me encanta ese espacio priviligiado que hay en las palabras y más en las tuyas que me encanta leer.
Tu mejor columna a mi gusto es la Tecún y la de Corazones Rotos , haber cuando te aventas a escribir algo de tu poesía.

nk dijo...

Patricia pudo poner en palabras lo que yo no supe formular.... Yo ademas tengo la ilusion de ensenyarle a Esteban a amar a Guatemala con todos sus defectos y virtudes, cosa que desde la distancia aveces me parece mas facil aunque suene paradojico. A sus tres anyos y medio esta super orgulloso de ser chapin como tambien lo esta de ser bavaro. Gracias por compartir tu experiencia lucia.
Oye Lucia, una pregunta que no viene al tema... este anyo hay plan B?? todavia nos podriamos apuntar? la cuenta de banco que tenian el anyo pasado es todavia la misma? mi direccion de correo es nancykestler@gmail.com avisame porfavor.

Prado dijo...

cuando tuve noticia de que iba a ser papá, se me vino el mundo encima. De felicidad. Y dos años después todavía estoy la mar de contento. Y quiero enseñarle a querer cada cosa. Con sietes de diciembre, semana santa en el centro y colochos de guayaba. Ojalá ningun sicario se inmiscuya en mis planes. (esa es una posibilidad grande, en Guatemala)
Ojalá.
Saludos.

Lucha dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. En la pagina del periodico una amiga recordò cuando le decìan que debìa llevar a sus hijos vestidos de "TOki" imaginense... que horror.
Y bueno llevo dos años viviendo en Panajachel y he buscado desde que vine una maestra que le enseñe caquichiquel a mis hijos y no he encotrado, la gente que lo habla y que esta en contacto con mis hijos, le da pena hablarles aunque yo se los pida, lo guardan para su uso privado. Me gustaria que mis hijos crecieran con esa llave que sería saber un idioma indigena para poder entender mejor Guatemala. EN fin son tantos temas los de la identidad, que da para mucho.
Y NK: Te cuento que si hay plan b, este año, ahora son 42 becas las que se necesitan y creo que faltan 13, otro año que el Ministerio de Educaciòn no manda maestro para la telesecundaria. Abrimos una pagina http://santaclarabecas.blogspot.com/
donde hay info. Y es la misma cantidad la que se pide. 100 mensuales durante 10 meses y 200 de incripcion. Total 1200 por estudiante al año... y si es el mismo numero de cuenta que el del año pasado.
saludosy gracias a todos por escribir