lunes, 22 de septiembre de 2008

Las faldas de la policía

(Foto cortesía Joaquín Ruano Cofiño para la Revista Ati de septiembre).
Por primera vez en la historia de este país machista que habitamos ha sido nombrada una mujer para dirigir la Policía Nacional Civil (PNC). Marlene Raquel Blanco cuenta con 22 años de experiencia en la institución mas cuestionada del país y ahora tendrá una oportunidad para demostrar su capacidad de depurar y dirigir a un rumbo menos corrupto dicha entidad. El trabajo que le espera es difícil y seguramente su condición de mujer, no la ayudará mucho.
En Guatemala, hay hombres que se niegan rotundamente a ser dirigidos por alguien del sexo opuesto cómo si eso fuera un signo de debilidad o algo pecaminoso. La PNC no ha sido famosa precisamente por su enfoque de género y su apego a las teorías feministas, sino todo lo contrario. A nadie se le olvida los escandalosos casos de acoso sexual (77% de las mujeres policías lo han vivido) e intentos de violación que han sucedido en la misma Academia de la PNC. Es un secreto a voces que en las Comisarías, en las Estaciones de la Policía y en el trabajo diario de campo, las policías de sexo femenino deben soportar de parte de sus propios compañeros de trabajo o jefes, insinuaciones, bromas y todo tipo de toqueteos y juegos sexuales que pueden llegar incluso a violaciones o a destituciones de quiénes no accedan a las calenturas de sus colegas.
Así que sobre todo, el nombramiento de Marlene Raquel Blanco, es importante por que desde ese puesto, ella tiene la oportunidad única de impulsar y fomentar una política de respeto hacia la mujer dentro de la institución y aprovechar para ascender a aquellas policías que han trabajado bien y que han sido invisibilizadas y ninguneadas hasta entonces.
Para muchos especialistas en tema de seguridad, una posible “feminización” en instituciones corruptas es beneficiosa ya que esta comprobado que las mujeres son menos violentas que los hombres, y menos corrompibles. Una mujer cuida más su trabajo, porque generalmente es ella quién esta a cargo de los críos y sabe lo difícil que es mantenerlos y conseguir un nuevo trabajo.
¡Ojala que la nueva Directora de la Policía Nacional Civil demuestre por qué las mujeres somos el verdadero sexo fuerte!

(Lucha Diaria del 22 de septiembre del 2008 publicada en el quetzalteco).

4 comentarios:

Gabriel Arana Fuentes dijo...

siento ser yo quien te lo dice pero... Candy muere.
Jajajajajaja es broma, no muere regresa a la colina de Pony a vivir con los huerfanos y las monjas y su mejor amiga. Yo cuestionaría eso de la soltería eterna en Candy y su desprecio hacia los estereotipos masculinos muy bien marcados en la serie. jajajaj. BRomas. Gracias por tu coment.

Pablo Joakimnsen dijo...

Creo muy acertado tu punto de vista esperemos que los derechos civiles que como seres humanos tenemos sean cumplidos a cabalidad por la nueva directora.
Estoy muy contento por que sea mujer ya que por experiencia laboral he notado que las mujeres tienden a tener mas sentido comun y no se dejan influenciar tan facilmente por los "machos".
Desde ya deseo mis mejores deseos a la nueva directora.

www.pablojoakimnsen.blogspot.com

Leon dijo...

Es un reto complejo y espero que la señora esté conciente del rol histórico que desempeña. Ya escuché a tiroides llorando por el poder masculino, jajajajaja, sólo les dije que pilas, que entren al siglo XXI. Buenas observaciones te echaste.

Anónimo dijo...

Me gusto mas la foto que el articulo