miércoles, 3 de septiembre de 2008

Mis dioses

No son mitológicos, ni viven en el Olimpo; no tienen iglesias, no cobran diezmo. Mis dioses hacen milagros pero no los canonizan. No tienen sexo, son ellos y son ellas también.Son capaces de convertir un día gris en una explosión de mil arcoiris. En las fiestas hacen milagros, cómo convertir el agua en vino o multiplicar las drogas.Pueden modificar, con una frase, el rictus más triste y volverlo todo sonrisa. Aparecen de repente, sin que les rece, sin que los invoque, tienen un olfato especial, un sentido extra que los hace llamar cuando estoy triste, cuando no tengo consuelo. Con darse una vuelta, dejar un mensaje o hacer una llamada, dejan una paz interior y una alegría profunda en mi corazón. Cuando aparecen siento en ese instante que todo es, posible, que la magia si existe y que la existencia, quizá sí tenga un sentido claro.Mis dioses no nacieron conmigo, algunos vinieron con el colegio, otros con la universidad y algunos me los trajo la calle (¿verdad Claudias?). Son inmortales y se entregan sin condiciones, sin contratos previos, sin reclamos, ni excusas, ni mezquindades.Por eso es importante saber cuándo sacrificar un posible amante o novio y volverlo un amigo. Los amigos duran más, dan menos problema, no reclaman, ni exigen tanto. Los puedes llamar a cualquier hora y no es necesario para ello, haberse depilado las piernas antes. No toda la gente sabe ser un dios, no todos tienen la disposición del alma para entregarse sin reservas y sin esperar nada a cambio.Por eso cuando se cuenta con amigos de verdad, es necesario ponerles un altar y decirles cuánto se les ama.
Mis amigos son mis dioses.

(A Calaca y a mis amigos y amigas).

(Lucha libre publicada el miércoles 3 de septiembre del 2008 en el Periódico)

6 comentarios:

Leon dijo...

Excelente, diríamos que es de un neopaganismo sin dioses. Y gracias!!! Jajajajaja... En serio, magnífico.

Raul Oseguada dijo...

Lucia: Estoy totalmente de acuerdo con ustedyo tengo un par de amigos y sus hijos son mis amigos tambien alla en la bella Republica de Guatemala donde nacio Dios y uno se habla de tu con las estrellas, es bello saber que si existe sensibilidad en mi gentedespues de leer tanta violencia en los periodicos,Mis amigos y yo tenemols de conocernos 38 anos y es una amistad bella. A la vez le manifiesto que mi proxima amistad sea como es usted y mis amigos.

Tono Fuentes dijo...

Espero que sus dioses, esos que convierten el agua en guaro y multiplican el extasis (carita de popeye) no la vayan a llevar a caer en el abismo de la dependencia alcoholica, pues por la forma en que se expresa manifiesta inclinacion a esa terrible enfermedad. Las tristezas no se curan con eso. Solo la fortaleza , el estoicismo y el tiempo, son los que traen el alivio. Lo demàs, puro espejismo..

Rafael López dijo...

Bonito artìculo Lucìa.
Aquì me encuentro yo, medio ateo, porque en el fondo no puedo creer en el Dios inùtil y chambòn de la Biblia.Definitivamente creo que debe haber otro mejor.
Mientras tanto, lo seguirè buscando...

Lucha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
uru dijo...

sin palabras, pero si con algunas lagrimas.
un abrazo grande, de verdad te quiero-
Uru