martes, 19 de agosto de 2008

Las tierras de Cantel

No me parece nada descabellada la idea de las autoridades indígenas de Cantel de recuperar para el pueblo a k’iche’ algunas tierras donde durante años funcionó la industria textil más pujante de Occidente. Sobre todo si tomamos en cuenta que este imperio comercial comenzó con un fusilamiento colectivo y la expropiación de muchas tierras comunales en tiempos del llamado Reformador, Justo Rufino Barrios. En el barrio Cementerio Antiguo todavía se ve una plaqueta que recuerda aquel 4 de septiembre de 1884, cuando fueron fusilados miembros de la corporación municipal y los vecinos que se habían opuesto a que se apoderaran de las tierras. El tiempo pasó, la fábrica se convirtió en un imperio textil que llegó a exportar telas a medio mundo y llenó de dinero a varias generaciones de familias oligarcas guatemaltecas, mientras las comunidades de los alrededores continuaban viviendo en la pobreza. Pero hoy, tras la quiebra y cierre de la fábrica y el despido de cientos de personas, nueve comunidades unidas en 138 organizaciones e integradas por unas 36 mil habitantes exigen que los terrenos donde se encuentra la Iglesia San Antonio, el Mercado San Antonio, un campo de futbol, el parqueo de fleteros y algunos nacimientos de agua pasen a ser administrados por la comunidad, ya que antes estas tierras eran de uso comunitario del pueblo indígena de Cantel. No dudo que el camino será difícil, ya que, a pesar que hoy en día existen varias leyes y convenios internacionales que apoyan los derechos consuetudinarios de los pueblos indígenas, siempre hay empresarios aprovechados y abogados mafiosos dispuestos a cualquiera con tal de seguir engordando sus cuentas de bancos en las Islas Caimán. Pero ahora también hay casos paradigmáticos donde alcaldías indígenas han recuperado sin conflictos ni sangre tierras que antes les pertenecían, como es el caso de Chichicastenango y el antiguo Edificio de Correos, que tras pláticas y negociaciones regresó a sus manos. Así que, ojalá que las autoridades de Cantel, los empresarios involucrados y el gobierno de Guatemala, apoyen para que este conflicto se resuelva de la mejor manera posible para beneficio de los indígenas del área.

(Lucha Diaria publicada el martes 19 de agosto del 2008 en el Quetzalteco)

3 comentarios:

Leon dijo...

Que te digo? Muchas de las mejores familias de Guate saben que el origen de sus fortunas viene del expolio y el despojo descarado, avalado por ese viejo imbécil que fue el generalote Barrios. Prestasmita, regalapatrias cortoplacista, en fin, digno representante del ladinaje de su tiempo. Ojalá recupeen esas tierras sus verdaderos dueños, aunque no el tiempo y la riqueza que le hueviaron a lo vil.

Lucha dijo...

y eso que lo de "mejores familias" también es una ficción que solitos ellos se la creen. La verdad es que este país huele a polvóra, mucha gente esta cansada de la la explotación descarada y abusiva. Y están dispuestos a que pare Ya...

Anónimo dijo...

Barrios es digno representante del ladinaje de todos los tiempos.
Los asesinos de nuestros abuelos y de nuestro pueblo no merecen perdón, sino la más espantosa muerte!!!!

Nwnaqil, mlalin qo xob’ kye mos, ma b’ant jwe’ jok’al ab’q’i a kajb’ilju’ tu’n qkub’ naj, naqtzun aju’ mla’x b’ant kyu’n. Kyuw qo’qe aq’unan ex qo’qe xnaq’tzan tu’mix qo kub’a kyu’n