miércoles, 21 de noviembre de 2007

Historia Y

Yolanda era una mujer muy hermosa, segura de si misma, trabajadora, amigable, una líder innata capaz de movilizar cientos de personas en una campaña, un viaje o una fiesta. Hoy la veo y no puedo creer lo que mis ojos encuentran, queda muy poco del entusiasmo y la energía que un día le conocí.

A pesar de que Yolanda tiene mi edad, parece mucho más grande y cansada que yo. Ambas tenemos dos hijos y muchos sueños, pero los de ella están guardados en un cajón del que no tiene la llave.

Anoche la vi llorando otra vez, estaba sentada en la banqueta a fuera de su casa, trataba de disimular el temblor de sus manos. Me acerque y me senté a platicar un rato, justo el tiempo que nos quedaba antes de regresará Carlos del trabajo. Yolanda tiene que estar adentro de su casa antes e las ocho sin falta con la cena lista para cuando toque la bocina el marido.

Yolanda soñaba con tener un hijo pero Carlos piensa que uno es muy poco para demostrar su hombría. Por eso cuando descubrió que su esposa tomaba pastillas anticonceptivas a escondidas le dio una paliza que la dejo quieta por una semana, y además la violo varias veces para que demostrarle quien toma las decisiones en esa casa.

Yolanda tiene miedo, esta llorando, esta temblando, no tiene a donde acudir y sabe que Carlos la puede matar. Lo ha visto en sus ojos, lo ha sentido en sus golpes, se lo dice el corazón. "Búscame mañana en Nuestro Diario, y guarda el recorte para dárselo a mis hijos cuando crezcan, diles que los quise mucho", me dijo antes de huir.

--------------------

Por Yolanda, Maria, Karla, Amelia, Rita, Pamela, Carmela, Celia, Lucía, Isabel, Jakeline, Marina, Juana, Carolina, Ofelia, Martita, Karina, Rosario, Ana Luisa, Carmen, Beatriz y todas todas las mujeres violentadas de Guatemala, este 25 de noviembre digo NO MAS VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.


¡Las mujeres no tenemos dueño! Y ¡Nuestro cuerpo es nuestro!

(Columna Lucha Libre publicada el miércoles 21 de noviembre del 2007 en elperiódico).

5 comentarios:

Julio Roberto Prado dijo...

el día en que finalmente se respeten sin ningún pretexto los derechos de la mujer, ese día, inicia el progreso, pero hoy estamos nadando en el desconsuelo. Trabajando para un oficina de protección a los derechos de la mujer, escuché decir a un abogado encargado de una agencia de administración de justicia, ubicada en uno de los departamentos con mayor índice de casos de violencia intrafamiliar, que no podía haber violación entre marido y mujer!!! Imagínate su opinión si habláramos de explotación sexual comercial no sólo de mujeres, sino de niños y niñas. No tenemos otra alternativa que sumarnos al reclamo no sólo femenino, sino de la humanidad: respeto para todos y castigo para el agresor.

esnecesariohabervivido dijo...

gracias por esta historia... q dura....
por cierto me gustó mucho el artículo que escribiste para La Cuerda de noviembre... me sentí identificada

saludos

Rebeka

Leon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leon dijo...

Ah la gran puta, po eso entiendo a la Lorena Bobbit...

Lucía dijo...

gracias rebeca voy a subir ese articulo de la cuerda tambien. Y si dan ganas con gente así como dice Leon de ponerse drasticos. Y bueno sigamos luchando para que estos reclamos sean escuchados. saludos