miércoles, 30 de abril de 2008

El infierno ahora


Soy ese cangrejo cociéndose lentamente en el caldo de la vida. Estoy viva, pero muerta de calor. Mi ropa empapada de sudor, el sol quemando mis pupilas, el aire caliente oprimiéndome el pecho. No estoy en el puerto, pero es mediodía y la temperatura es simplemente insoportable. A esta hora, no me importa el capitalismo yankee, daría la vida por una coca cola bien fría, jamás por una pepsi.Podría ser un hielo derritiéndome sobre una piel y encontrar ahí mi verdadera vocación altruista. Viviría entre las aspas de un ventilador y saldría sólo a despeinar hombres de pelo largo y risa fácil.

Tanto calor produce fatamorganas en mi cerebro que quizá con un chapuzón en las aguas frías de mi laguito lindo, se neutralizarían rápidamente.

Pero hoy no puedo, debo mandar esta columna, leer los periódicos atrasados, sentarme frente a la computadora a ver si alguien quiere ser mi amigo en facebook, actualizar mi blog, mandar un artículo atrasado y unas fotos, entrevistar al experto, chatear con los amigos, solicitar una beca, reciclar algunos textos, armar un proyecto, hacer un disfraz de negrito sandía, pensar en las preguntas para Luis, mandar boletines de prensa, conseguir un certificado médico, bañar a la perrita, claro, comprar mi doble trampa (digo mi doble saldo), contarle un cuento a mis hijos y perderme la casaca de los colegas escritores en las Cien Puertas. Y el tiempo se me va acabando, tanto que la luz ha bajado de intensidad, el sopor se fue a chingar a los chinos y el sol comenzó su viaje hacia San Pedro La Locura.

Nada que fume produce en mí, tanto, tanto desequilibrio como saberme un cangrejo en cocimiento en el inmenso caldo de la vida.

Sólo me falta saber, quién se comerá mi sopa…


(Lucha Libre publicada en elPeriodico el miércoles 30 de abril del 2008)

10 comentarios:

Fenridal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Por favor necesitamos de su ayuda y la de todos los guatemaltecos, en especial la de los maestros y padres de familia, en todos los departamentos y municipios de Guatemala, para que nos ayuden a divulgar nuestra primera convocatoria dirigida a todos los estudiantes entre las edades de 15 a 17 años.
Más información en TodaGuatemala [punto] com
De antemano inmensamente agradecidos por su colaboración.
www TodaGuatemala [punto] com

Anónimo dijo...

Que manera más ridícula de perder un espacio periodístico.
Ni modo, la mediocridad tiene que hacer acto de presencia con el más original disfraz.
Ridícula, y más aún por tu mediocridad y estupidez.

Ridícula, estúpida, mediocre... Hija de la gran puta, buena para nada.

La Filistea dijo...

¡Holy Shit!
De pronto dan ganas de responderle a la gente que no sabe leer, pero pa'que putas, sí se quedan en las mismas.No saben leer.

Una columan periodistica que muestra una analogía como ésta de los cangrejos es de sacarle todo el jugo posible.
Adelante Lucía, siguen con tus luchas diarias.

Abrazo.

Lucha dijo...

Que anónimo más bilioso. El tipico histerico que convierte un enojo en un cáncer maligno. ¿Tendra envidia que tengo el valor de firmar hasta mis fumadas más estúpidas y que encima me paguen por eso? Al menos yo doy la cara.

Leon dijo...

No tengás pena, la misma vida se encarga del caldo y lo convierte en sancocho, así que mientras tenga agua dejalo hervir. Otros, en cambio, ya no se cocen en sus propios caldos sino arden en su propia mierda, como la pobre basura (con rasgos de gay misógino o con indicios de futuro alzheimer) conocido como Anonymous. Bazofia como él abunda. Ah y por cierto, me encanta tu narrativa.

nk dijo...

Me encanta tu relato de lo cotidiano....

Alfredo Herrera dijo...

Estimada Lucía, le agradezco haya tomado fotos del grupo de madres de en huelga de hambre, pues no había documentación gráfica o al menos no estaba disponible para publicar.
Los insultos realmente son innecesarios para realizar una crítica, más pareciera algo personal. Ni hacerles caso.

Anónimo dijo...

león: Por qué utilizás el término gay como insulto?
No cabe duda que hay idiotas de idiotas, desde el otro anónimo(a) que insulta de forma tosca y lastimosa hasta el que sigue creyendo que ser homosexual es sinónimo de anormalidad, y peor aún, de misoginia. Ambas son especies de la misma bacinica.

Lucía: Solo puedo decirte que aunque no esté de acuerdo con muchas de tus opiniones, te respeto por tu valentía.

Leon dijo...

Me refiero a un enclosetado que no es capaz de asumir su orientación y la usa en contra de los demás, para manejarla. Lo demás, que decís, me pela.