lunes, 15 de diciembre de 2008

Se fué Chepe Zarco


José Eduardo Zarco se ha ido ya. Lo dirán los periódicos de hoy, los noticiarios de ayer. Intento retener las imágenes que tengo de él, y siento como una sonrisa se cuela en mi rostro. No era un tipo convencional pero si tenía algo excepcional.
Recuerdo que lo leía en su columna T-MAS. Una vez le escribí una carta indignadísima. Recién, Chepe había comenzando una campaña para promover un calendario bajo el lema: “Guatemala no solo exporta paisajes y ruinas, también mujeres hermosas”. Su intención era halagar y promover la belleza femenina de la chapinas (una de sus debilidades), demostrando al mundo que podíamos competir en hermosura con las grandes modelos universales. Por supuesto, las fotos eran todas de chavas con rasgos occidentales disfrazas con trajes típicos. Algo que en mi opinión era patético y machista. No recuerdo que me contestó Chepe pero ahí comenzamos una comunicación, gracias a la cuál hoy usted me lee en el Quetzalteco.
Quiero resaltar también dos campañas, que Chepe impulsó. Una fue aquella de “No sea Coche” que intentaba crear conciencia en la gente para que no tirará la basura en la calle. La otra fue Libertad de Expresión Ya! un proyecto que marco mi vida. Se realizó un concierto de rock que duró doce horas y que fue grabado para luego sacar un disco, y hasta un video. Firmamos un documento y demostramos que queríamos entrar a los noventas con libertad para expresarnos. Ese fue el comienzo de una buena era.
No sé qué paso después, no entiendo por qué Chepe no siguió trabajando en sus proyectos locos. Supongo que fue desilusionándose de la vida, dejando de creer en su fuerza para cambiar el mundo, y resignándose a su papel de pobre niño rico.
Me lo topé de nuevo cuando estuvo a cargo de renovar el Quetzalteco, siempre me trato bien y respeto mi trabajo. A veces nos peleábamos por temas de género. Yo lo molestaba de machista y él a mí, de feminista radical.
Luego supe de él por la revista Y Qué? Con la cual siguió promoviendo la libertad de expresión, esa misma que será censurada cuando usted lea las causas de su muerte en los medios de comunicación. Así de irónica es la vida.
¡Adiós Chepe!

PD: También existe un proyecto de serie televisiva que se iba a llamar El Cuarto Poder pueden ver el piloto en youtube, nunca lo logró sacar al aire.

(Lucha Diaria publicada en el Quetzalteco el martes 16 de diciembre del 2008)

6 comentarios:

la-filistea dijo...

No lo puedo creer Lucía.
!Esto me agarró de sorpresa!.

gabriela dijo...

Querido Chepe:

Que en paz descanses

Que tu alma se libere del tormento de testificar como se pudre nuestra patria, de como se mata y ensucia la verdad al vender palabras, de como asesinan y suicidan a nuestros seres queridos

Que en paz descanses

Mi eterno agradecimiento ante la solidaridad que ante el asesinato de mi padre Hugo Arce (a quien llamabas hermano) siempre mostraste. Gracias por tu valiosa ayuda, por tu coraje y valentía. Gracias, porque nunca olvidaste que decir lo que el corazón cree siempre valdrá más que vender nuestra pluma. Gracias por ofender a los corruptos y alagar a la verdad.

Que en paz descanses

Chepe, tu ejemplo me mostró que no existe la irreverencia ante lo que jamás mereció reverencia. En cambio tú, mereces mi eterna reverencia, mi incondicional admiración, mi eterno agradecimiento

Gracias

Maria Gabriela Arce

Mi mas sentido pésame a todos los miembros de la revista Y Que? Ante una perdida tan grande, también mi eterno agradecimiento y solidaridad

BELLY dijo...

Chepe era pura luz, por eso lo seguìan los bichos, sin importar como estuviera nunca dejo de ser un excelente ser humano y principalmente al tener la valentìa de reconocer sus metidas de pata y sus aciertos.
Adios Querido Chepe, no tenìas edad para partir, pero que ya se alejo de todos estos que lo critican.

Poggiogarcía dijo...

¡Se fue Chepe, siguiendo los pasos de Hugo, que se adelantó más o menos un año!
Sin estos dos bastiones del periodismo, Guatemala queda un poco huérfana de gente con valor para decir las cosas de frente.
A todos quienes tenían aprecio por Chepe, mis condolencias. En especial a sus hermanos, hijos y familia.

Anónimo dijo...

Era un buen tipo, un seductor, un niño bien, no sabía redactar muy bien pero tenía garra. Chapina.

Mariano Mendoza dijo...

Q.E.P.D